De Antiguos y Nuevos Signos: RA, RV y el Núcleo

Miércoles

29

abr

In Hoc Signo Vinces, “Con este signo, vencerás” dice así la traducción al latín del relato de Lucio Lactancio sobre la visión del Emperador Constantino, del Chi Rho (Crismón); nuestro querido emperador no era cristiano en toda regla aunque este evento sí que le dejó una indeleble marca en el alma – y puede que no creas esto – la cual de un plumazo cambió la historia de un continente, y tambien del mundo. Este signo le inspiró para ganar una gran batalla.

Para aquellos que trabajamos – y nos apasiona –  el campo de lo intangible, el cual es, el internet de todo, necesitamos signos para entender y aprender de tales hazañas. Esta es una forma de acercarse a ellos: el Profesor Derrick de Kerckhove de la Universidad de Toronto, filósofo y campeón de los medios emergentes, ofrece tres signos a destacar en su libro “Inteligencias en Conexión: Hacia una Sociedad de la Web”; se les conoce como Interactividad, Hipertextualidad y Conectividad.

Así que, hoy por hoy , ¿Cuáles serían los signos a conquistar? Y en verdad, ¿qué se va a conquistar y en qué batalla?  Ahora esa es una pregunta a meditar todas las noches. Seamos pragmáticos!

Debemos pensar en la Interactividad como el “cuerpo” o vinculación física de las personas; Hipertextualidad, la vinculación de los contenidos o los conocimientos basados ​​en el modelo de la memoria humana; por último, Conectividad – un término tan bienquisto por los seguidores de la Nueva Era – como la vinculación “mental”. La interactividad es táctil; Hipertextualidad, el contenido siempre cambiante y globalizante; La conectividad, el medio (¡Ajá, ahora recuerdas a McLuhan!).

¿Es inevitable augurar que RV y RA sean resultados de estos “signos”? La respuesta es sí. Es inevitable. ¿Cómo lo sé? Bueno, ¿alguna vez te has puesto unas Google Glass? ¿O unas elegantes gafas Epson Moverio? ¿Y qué decir de otros wearables? Todos ellos parecen ser “inteligentes”.

0ca6bc1b4ad26fb43699b57eb1e54a7db468ebeb

Si nos adentramos, encontramos incluso que una persona ciega puede interactuar con su entorno con la novedosa aplicación ReadAloud OCR (Reconocimiento de Caracteres Ópticos) desde unas Google Glass.
Como humanos, estamos logrando extender nuestros sentidos hacia lo invisible (como cualquier místico solía hacer), justo como Constantino lo hizo antes.  Nos hemos hecho más complejos. ¡Viva la complejidad!

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>