Archivo de la categoría: Droiders

China #throughglass: Lo que Chêng Ho nos enseña

Martes

23

jun

Mirando al mundo #throughglass, se sabe que la búsqueda de objetos tales como el Arca de la Alianza, la Vara de Merlín, la espada Excalibur o de lugares míticos como El Dorado, Shambala o la Atlántida, ha alentado durante mucho tiempo a toda clase de emprendedores buscadores de la verdad y neogurús. No hay nada nuevo en esto; desde que el hombre – y, claro está, la mujer – fueron capaces de decir “Yo Soy”, ha habido una indagación sobre significados y respuestas. En el turbulento mundo actual, simplemente hay un lenguaje diferente para expresar todo esto.

Veámoslo con un ejemplo. En el año 1433 AD, Chêng Ho (Zheng He), nacido en el seno de una familia musulmana del sur de China y el eunuco de mayor rango en la Corte Imperial, había regresado a casa debido a la estricta política del nuevo emperador de prohibir a sus súbditos los viajes al extranjero. Su lugar de nacimiento, Kunyang, se encuentra a 900 kilómetros de la oficina de Droiders en Shenzhen, a lo largo de las costas del mar meridional a las del Mar Oriental.El Almirante Ho estableció relaciones diplomáticas y/o tributarias con pueblos desde Nanjing (actual norte de China) hasta Kochin (sur de India), La Meca y Mogadiscio (actual capital de Somalia); los indios, persas y árabes no podían comprender cómo la más poderosa fuerza naval conocida entonces, con una tripulación total de 27,000 hombres y mastodónticas naves de nueve mástiles y cuatro cubiertas, pudiesen utilizarse con el fin primero de la exploración y la marinería. ¡Eso sí que era una búsqueda del Grial del comercio y el significado!

De vuelta en casa, la misma historia de siempre: una vieja batalla entre los burócratas seguidores de Confucio (K’ung Fu-Tse) y los eunucos de la Corte.

¿Qué deberíamos aprender, no del Almirante Ho sino de la actitud del nuevo emperador? Es decir, ¿cómo la alta dirección en todas las empresas del espectro mercantil deben encontrar medios y significados al estar listos para el desafío?; esta es una de las preguntas que nos hacemos en Droiders, todos los días: nuestro producto, Streye, es el medio al igual que lo fueron los navíos y la firmeza de propósito de nuestro protagonista. Cómo la reinversión, el esfuerzo, la búsqueda de la perfectibilidad técnica y el hercúle desafío a la condición humana producen los mejores resultados.

Estas son las cuestiones que personas como Chêng Ho tuvieron que dominar:  un sentido de empresa mirando a China y al mundo #throughglass. Si eres un Google Glass explorer , ¡adelante y sé libre de  hacerlo!

Dejad que mil flores florezcan, y cien escuelas de pensamiento en contienda“, dijo el Presidente Mao Zedong (Mao Tse T’ung). Después de él, los chinos empezaron de una manera muy distinta  de la que a Chêng Ho se le obligó a renunciar. He aquí la moraleja (y la moral) de este tanto de historia: el Almirante Ho y su vasta flota pudieron haber “descubierto” el continente europeo si se lo hubiesen permitido. Entonces, sesenta años después, el Tratado de Tordesillas y Vasco Da Gama abrirían el camino para que los europeos “descubrieran” China en el año 1513 AD…

… El nuevo emperador no debía haber escuchado a meros burócratas.

Realidad virtual: la publicidad del futuro

Viernes

12

jun

Llevamos tiempo oyendo hablar de la realidad aumentada y la realidad virtual, los wearables, las smartglasses, etc… Pero en realidad, fuera de ámbitos específicos como la medicina o la ingeniería, no hemos visto nada en tiendas o comercios que trate la realidad aumentada (RA) o la realidad virtual (RV), cuando en realidad el partido que podemos sacarle es infinito: para publicidad, para educación, para la prensa, la arquitectura o, incluso, el arte. Implementar cualquiera de las dos realidades haría que las personas que trabajan en estos ámbitos salgan beneficiadas.

Por ejemplo, en el departamento de I+D de Droiders, hemos pensado juntar la publicidad y la realidad virtual creando un nuevo concepto con el que trabajar: “cabeceras virtuales”. Actualmente se trabaja en los supermercados, hipermercados, centros comerciales, etc., con las cabeceras de góndola tradicionales, es decir, los tipo de “mueble”, “expositor”, que una determinada marca utiliza para promocionar un producto nuevo. Estas cabeceras han ido evolucionando: desde el típico carrito con productos de prueba, hasta una pantalla con algún vídeo promocional. A través de la realidad virtual podemos crear ilusiones, una realidad perceptiva sin ningún tipo de soporte físico que transporte al cliente a otro mundo de sensaciones. En Droiders queremos jugar con esta ventaja, porque supone mejorar el posicionamiento y venta de una marca.

gondola clasicaoculus vr

¿Cómo funcionan las cabeceras de realidad virtual? Es muy sencillo, ya que para su puesta en marcha solo hay que recrear virtualmente el lugar que queremos asociar a un producto. Pongamos un caso práctico por ejemplo: queremos vender chocolate relleno de menta, la experiencia virtual recreará un prado que haga que el cliente piense, y sienta, que está en un entorno natural rodeado de plantas y flores silvestres; recrearemos también los posibles sonidos que puede haber en un campo: el piar de los pájaros. el viento colándose por las ramas de los árboles, el agua de una cascada cayendo a lo lejos… Sumaremos a la experiencia varillas con olor a menta y chocolate, y un pequeño ventilador que, de lejos, recree la brisa que está “sintiendo” en la simulación. Finalmente, una voz le dirá que abra la boca para saborear ese chocolate relleno de menta.

realidad virtual

A través de este sistema de realidad virtual, el testeo de un producto ya no se hace de la misma forma y, por tanto, el consumidor no percibirá el producto igual. No está simplemente probando algo, está viviendo una experiencia, porque al fin y al cabo, una marca no quiere vender un producto, quiere vender una experiencia. Si ya disponemos de una tecnología tan flexible y amoldable como es la realidad virtual, ¿dónde están los límites? Si el límite es infinito, el límite no existe.

Un día en Droiders: Smartglass y tecnología wearable

Viernes

08

may

portada Droiders smartglassEstamos en el centro financiero de Murcia, son las 8:30 y Droiders abre sus puertas. El olor a café y el sonido de unas risas es lo único que nuestros sentidos perciben al abrirse las puertas del ascensor. Es entonces cuando al entrar vemos unas enormes Smartglass colgadas del techo. Ya comienza la jornada de trabajo, desayunando con unas espectaculares vistas desde la torre en la que se ubica la principal sede de la empresa.

Torre Droiders smartglass

Sede principal de Droiders

Tras el rápido desayuno en grupo, el equipo de desarrollo atraviesa un pasillo que va al corazón de la empresa. Aquí es donde ingenieros, diseñadores y desarrolladores trabajan con el software y los dispositivos de realidad aumentada como Epson Moverio, realidad virtual y wearables con la tecnología más avanzada.

pizarra smartglass adrian

desarrolladores smartglass moverio

Desarrolladores con Epson Moverio y Google Glass

A las 9:30, después de pasar un tiempo frente al ordenador, el equipo de marketing llega a la sala de juntas. Informa sobre los temas a tratar y el trabajo del día anterior. Se enciende el proyector y desde unas Google Glass, con una lista de tareas de Streye Checkr y vía streaming, se comienzan a pasar diapositivas. Para ello utilizamos Streye Live Pro. Un software para Smartglass diseñado por nosotros mismos. En la presentación se tratan puntos sobre la estrategía y la campaña de un nuevo producto. Después del encuentro el equipo se traslada a su departamento y continua avanzando en el proyecto.

Droiders smartglass expo

Presentación con Google Glass y Streye Live Pro

Es la hora de tomar algo, entre las 11:00 y las 11:30 en la oficina hay un ajetreo generalizado en distintas direcciones. Unos toman el office para preparar unas tostadas mientras otros amenizan su día dejando durante unos instantes el mundo real con unas Oculus Rift. Se sumergen en otro mundo, un mundo virtual. El desafío es una carrera de formula 1 que dirá quién es el más rápido y quién será el encargado de traer la comida hoy.

race droiders smartglass oculus

Inmerso en una carrera virtual

Una visita llega a la oficina, directivos de la empresa y clientes se dirigen a la sala de juntas. El resto va retomando  sus puestos, trabajaremos creando nuevos conceptos y desarrollándolos para traernos el futuro un poco más cerca. La calle está a punto de ser tomada por dispositivos que van más allá de los móviles. Los wearables son prendas de vestir que almacenan, transmiten y reciben información. La hiperconectividad ha llegado para quedarse.

desarrolladora software smartglass

Trabajando en nuevos conceptos

¡La comida está aquí! Avalancha, cola para el microondas, los departamentos quedan vacíos. Las mesas del comedor son ahora las protagonistas. Entre bocado y bocado se escuchan comentarios y risas. Al terminar llega un paquete de mensajería, un compañero lo abre y al puro estilo de Steve Jobs nos presenta un nuevo smartwatch que estaban esperando los desarrolladores.

Son ya las 15:30. En las 2 últimas horas de trabajo el equipo de diseño y de usabilidad web, diseña las páginas y los displays que se usarán en la campaña. El equipo de marketing analiza el rendimiento y los resultados de las estrategias anteriores. Poco antes de la hora de salida es la última reunión, se comentan los resultados y cuál será el trabajo de mañana.

En Droiders la mirada está puesta en lo que existe, pero buscando lo que está por venir. Trabajando aquí te das cuenta de que el futuro no está lejos del presente. Está aquí, en el siguiente minuto y vamos directos a por él.

Droiders ¡Performing Apps!

Una RV verdaderamente “Inmersiva”

Miércoles

29

abr

Era una tórrida y soleada tarde de sábado en algún lugar del sur de Florida. Algunos de los vecinos habían llevado muchos enseres y cosas a sus jardines frente a sus casas para una rutinaria venta de jardín, tan típico de aquellos lares. Pasaba por allí y decidí echar un vistazo. vi un Betamax de los ochentas, un montón de camisetas de John Deere…y algunos libros. ¡Tenía que comprarme una de esas camisetas! La sección de libros no tenía nada interesante que ojear, excepto un libro de primera edición con el que me tropecé:The Second Self: Computers and the Human Spirit (El Segundo Uno Mismo: Los Ordenadores y el Espíritu Humano)

Great book by Sherry Turkle

Great book by Sherry Turkle

Algo salta dentro de uno cuando lee un título así. La autora era la doctora Sherry Turkle, quien hoy en día es Directora de la Iniciativa del Instituto Tecnológico de Massachusetts para la Tecnología y el Ser en el Programa de Ciencia y Tecnología;  compré aquel viejo libro de tapa dura por unos cuantos céntimos y esto fue lo que leí en la Introducción: “La tecnología cataliza cambios no sólo en lo que hacemos sino en cómo pensamos. Ella cambia la consciencia de las personas sobre sí mismas, luego mutuamente y de su relación con el mundo…Ella desafía nuestras nociones no sólo del tiempo y la distancia, sino de la mente”. Esto lo escribió en 1984.

Chateando sobre la ‘inmersión’ y de cómo la Realidad Virtual (RV) zarandea nuestras mentes, es fácil extrapolar sobre cómo puede afectar a la educación. Para quienes consideramos que la educación es la columna vertebral del futuro, la RV is mucho más que un método de escape tal como lo hemos visto en películas de ciencia ficción.Droiders también desarrolla para Oculus Rift para más de un propósito: eso se llama Responsabilidad Social Corporativa.

From Oculus VR

From Oculus VR

Nosotros en Droiders, de la misma manera que Palmer Luckey, fundador de Oculus VR, compartimos esa aventura: hacer resaltar positivamente las capacidades humanas. El artículo en la revista Magazine testifica sobre esta próxima misión, catalizadora e inmersiva, para enriquecer las mentes humanas a través de preguntas inusuales.

De Antiguos y Nuevos Signos: RA, RV y el Núcleo

Miércoles

29

abr

In Hoc Signo Vinces, “Con este signo, vencerás” dice así la traducción al latín del relato de Lucio Lactancio sobre la visión del Emperador Constantino, del Chi Rho (Crismón); nuestro querido emperador no era cristiano en toda regla aunque este evento sí que le dejó una indeleble marca en el alma – y puede que no creas esto – la cual de un plumazo cambió la historia de un continente, y tambien del mundo. Este signo le inspiró para ganar una gran batalla.

Para aquellos que trabajamos – y nos apasiona –  el campo de lo intangible, el cual es, el internet de todo, necesitamos signos para entender y aprender de tales hazañas. Esta es una forma de acercarse a ellos: el Profesor Derrick de Kerckhove de la Universidad de Toronto, filósofo y campeón de los medios emergentes, ofrece tres signos a destacar en su libro “Inteligencias en Conexión: Hacia una Sociedad de la Web”; se les conoce como Interactividad, Hipertextualidad y Conectividad.

Así que, hoy por hoy , ¿Cuáles serían los signos a conquistar? Y en verdad, ¿qué se va a conquistar y en qué batalla?  Ahora esa es una pregunta a meditar todas las noches. Seamos pragmáticos!

Debemos pensar en la Interactividad como el “cuerpo” o vinculación física de las personas; Hipertextualidad, la vinculación de los contenidos o los conocimientos basados ​​en el modelo de la memoria humana; por último, Conectividad – un término tan bienquisto por los seguidores de la Nueva Era – como la vinculación “mental”. La interactividad es táctil; Hipertextualidad, el contenido siempre cambiante y globalizante; La conectividad, el medio (¡Ajá, ahora recuerdas a McLuhan!).

¿Es inevitable augurar que RV y RA sean resultados de estos “signos”? La respuesta es sí. Es inevitable. ¿Cómo lo sé? Bueno, ¿alguna vez te has puesto unas Google Glass? ¿O unas elegantes gafas Epson Moverio? ¿Y qué decir de otros wearables? Todos ellos parecen ser “inteligentes”.

0ca6bc1b4ad26fb43699b57eb1e54a7db468ebeb

Si nos adentramos, encontramos incluso que una persona ciega puede interactuar con su entorno con la novedosa aplicación ReadAloud OCR (Reconocimiento de Caracteres Ópticos) desde unas Google Glass.
Como humanos, estamos logrando extender nuestros sentidos hacia lo invisible (como cualquier místico solía hacer), justo como Constantino lo hizo antes.  Nos hemos hecho más complejos. ¡Viva la complejidad!